Archivo de la categoría: Maíz y Trigo

Nutrición

Cuida tu salud

Maíz y Trigo

Cereales

Image_Articulo_cereales

Los granos enteros son la semilla entera de las plantas y son más que sólo fibras. Esta semilla, también conocida como núcleo, está compuesta por tres partes clave: el salvado, el germen y el endospermo.

grano_entero

Los granos enteros se pueden comer enteros, partidos, separados, en copos o picados. Lo más frecuente es que estén molidos y convertidos en harina y que se utilicen para hacer panes, cereales, pasta, galletitas y otros alimentos a base de granos.

Hay muchos y diferentes tipos de granos de cereales y cada uno conteniendo propiedades únicas. La mayoría de los cereales son procesados para formar otro tipo de alimento o ingrediente. Los cereales y los productos elaborados a base de cereales son una buena fuente de energía, carbohidratos, proteína y fibra. Además contienen micronutrimentos como vitaminas y minerales.

En los últimos 10 años, estudios clínicos han mostrado que los cereales de grano entero pueden ejercer un efecto protector sobre la salud cardiovascular pudiendo ayudar a regular la presión arterial. Otros estudios en pacientes sanos y con diabetes tipo 2 que llevan una dieta rica en alimentos elaborados con granos enteros, se han observado efectos positivos en el control de la glucosa, así como una disminución en la secreción de insulina.

Nutrición

Cuida tu salud

Maíz y Trigo

Trigo

Image_Articulo_trigo

El cereal de trigo es una planta gramínea anual, de la familia del césped, con espigas de cuyos granos molidos se saca la harina. Su nombre científico es triticum aestivum. Es uno de los cereales más usados en la elaboración de alimentos y cultivado en todo el mundo, desde los límites del Ártico hasta cerca del Ecuador.

Este cereal usualmente es procesado a harina para producir una gran variedad de productos como: cereales, pastas, tortillas, pan, ingrediente para repostería, etc.

Los cereales para desayuno son productos elaborados por la industria a partir de diversos granos, sometidos a procesos por los que se consiguen que estallen, se expandan, se hinchen o se aplasten, de manera que estén listos para consumir. Conservan su valor nutrimental y pueden ser más digeribles que como grano entero en su presentación original. Se presentan en forma de escamas, copos, filamentos, gránulos, etc. Con frecuencia se enriquecen con diversos ingredientes alimenticios con lo que puede aumentar considerablemente su valor nutrimental como pueden ser vitaminas y minerales.

Nutrición

Cuida tu salud

Maíz y Trigo

Maíz

Image_Articulo_maiz

El maíz era un alimento básico de las culturas indígenas americanas muchos siglos antes de que los europeos llegaran a América. En las civilizaciones maya y azteca jugó un papel fundamental en las creencias religiosas, en sus festividades y en su nutrición.

Hoy en día el maíz se utiliza como fuente fundamental en la nutrición tanto de seres humanos como animales. Es además una materia prima indispensable en la fabricación de productos alimenticios y de uso industrial. Los granos, las hojas, las flores, los tallos, todo es aprovechado para la fabricación de multitud de productos.

Una de las principales características de las culturas mesoamericanas continúa siendo, hasta nuestros días, el empleo variado y predominante del maíz como nutrimento básico; principalmente, en las comunidades indígenas que organizan su vida comunitaria en torno a la agricultura.

Este cereal puede ser procesado o no para producir diferentes ingredientes o productos como: cereales, y tortillas, entre otros. Su germen es rico en aceites y puede ser refinado para producir aceite de maíz rico en ácido oléico y ácido linoleico, es decir, monosaturados y poliinsaturados.